El lugar donde ellos se forman, mientras vos hacés lo mismo…

Niños

Más del 80% de las personas que conocen a Jesús lo hacen entre los 4 y los 14 años. Por ello creemos que es necesario trabajar en su formación a través de la enseñanza bíblica por edades, de manera que puedan conocer y establecer una relación personal con Jesús y aprender a vivir con sus mismos principios.
3 a 9 años
Domingos durante el horario de los servicios.
• Para llevar a cabo nuestro proyecto pedagógico contamos con 4 clases diferenciadas: 2 -3 // 4-5 //6-7 //8-9.
• Cada una de ellas cuenta con maestros que ofrecen una clase dinámica, con juegos y sorpresas, y una profunda y elaborada lección que busca despertar en nuestros hijos el interés y el conocimiento de las historias de la Biblia.
• Los chicos de 2 a 5 años tienen clases todos los domingos en forma simultánea a la reunión. Impulsamos que los padres los traigan con frecuencia para que puedan adaptarse.
• Cada uno de ellos es acreditado en la entrada de los salones donde, por seguridad, se les piden el nombre y el de la persona responsable, y mayor de edad, que lo retirará.
• Los niños de 6 a 12 años participan del servicio general durante la alabanza y adoración contando con un sector especial para ubicarse dentro del templo. Luego, en el espacio de la predicación se dirigen a las clases con sus maestros hasta finalizar la reunión.
• El primer domingo de cada mes los niños participan de su “cultito” que se desarrolla durante todo el tiempo que dura nuestro servicio.  Allí, ellos pueden alabar, adorar y aprender de la Biblia en forma divertida y dinámica. Es muy importante que asistan regularmente, y que traigan su Biblia.
• Todos los años ofrecemos gratuitamente un Festival del Día del Niño, una actividad para que ellos puedan invitar amigos y disfrutar su día. Además invitamos a niños y niñas de otras iglesias.
• Cada fin de año cerramos el ciclo lectivo con un pic nic especial que se realiza durante todo un domingo.
• Todos los veranos realizamos un campamento de dos días en cual profundizamos un tema específico a través de juegos, devocionales y reuniones especiales.