Morón más limpio

Para generar una conciencia ambiental, durante el receso escolar los adolescentes de nuestra Iglesia recorren la zona céntrica de la ciudad barriendo y recolectando los residuos de la vía pública.
Además, felicitan a los comercios que tengan sus veredas en condiciones.
La actividad se complementa con una fuerte actividad en la plaza central, donde, a partir de juegos y dinámicas se busca enseñar a niños, adolescentes y adultos acerca del cuidado del medio ambiente y la importancia de esta tarea como hábito cotidiano para la recuperación de espacios públicos y la preservación del planeta.

Por qué lo hacemos

Porque como Iglesia debemos levantar la voz en defensa del planeta y la creación, de los cuales Dios nos hizo mayordomos.

Cómo lo hacemos

• Pedimos a los chicos que traigan escobillones y palas.
• Los dividimos en manzanas (equilibrando varones y mujeres) y les encargamos su limpieza.
• Armamos un stand en una plaza cercana con juegos que aludan a la limpieza: (embocar una pelota en el cesto // Jockey con escobillones, etc.) Obvio, hay premios para todos.
• Repartimos folletos que cuenten cómo afecta al planeta el mal manejo de los residuos y la importancia de su reciclaje. (Y nos aseguramos que no queden tirados en el piso)